Home | Moto3 | Las aletas prohibidas en Moto3

Las aletas prohibidas en Moto3

De manera inmediata, las ya famosas aletas quedan prohibidas en la categoría de Moto3 del Mundial de Motociclismo según la última normativa adoptada por la Grand Prix Commission y de cara al GP de Italia, ya no podrán ser utilizadas.

Las aletas en Moto3 prohibidas de manera inmediata
Las aletas en Moto3 prohibidas de manera inmediata

Las aletas prohibidas en Moto3 de manera inmediata

Si en un principio, las aletas de Moto3 quedarían prohibidas a partir de la temporada 2017 según el reglamento aprobado hace apenas un mes, a partir del Gran Premio de Italia que se disputará el próximo fin de semana en el Circuito de Mugello, estos apéndices aerodinámicos ya no podrán ser utilizados.

Tras aprobar su eliminación inmediata en la categoría de Moto2, se estableció un prorroga para la categoría de Moto3 hasta 2017. Ahora, con el consenso de todos los fabricantes implicados en la categoría; KTM, Honda y Mahindra se ha establecido la eliminación inmediata de estos alerones. El desarrollo de estos apéndices no tenía sentido si su vida útil iba a estar limitada a tan solo la presente temporada. De ahí que en los últimos grandes premios, pocos equipos han seguido ya montando estas aletas en Moto3.

En MotoGP la situación parece que es bien distinta, con marcas que siguen a favor del desarrollo de estos sistemas aerodinámicos, mientras que por el contrario, otras marcas insisten en su eliminación. Pero igualmente, dentro de los propios pilotos hay diversas opiniones sobre la seguridad de los alerones en las MotoGP y su posible efecto en una caída o un impacto entre varios pilotos. Por el momento no hay resolución por parte de la Grand Prix Commission a un tema que tiene enfrentadas a las marcas.

Otras noticias

Presentacion Gresini Racing Moto3 2017

El Gresini Racing Moto3 se presenta con Jorge Martín y Di Giannantonio

El equipo italian Gresini Racing ha presentado hoy su estructura para la temporada de Moto3 2017 con el piloto español Jorge Martin y Fabio Di Giannantonio.

Deja un comentario