Triumph Street Triple R ABS - Prueba a fondo - Zona de Curvas

Jose Miguel Garcia
Por Jose Miguel Garcia
Última actualización 7 diciembre, 2022
Prueba Triumph Street Triple R ABS

Segunda parte de la prueba a fondo de la Triumph Street Triple R ABS 2014, esta vez nos encaminamos a zona de curvas, el hábitat natural de esta moto naked tricilindrica de Triumph.

Potencia y contundencia, facilidad de uso y diversión, mucha diversión, te puede ofrecer esta moto naked.

Prueba Triumph Street Triple R ABS

Prueba Triumph Street Triple R ABS

Tenía muchas ganas de probar la Street Triple en su habitual natural, una zona de curvas de montaña. Así que tras comprobar que toda mi equipación ya estaba bien seca después de una «húmeda» primera parte de la prueba de la Triumph Street Triple R ABS había que madrugar para poder aprovechar al completo el día.

Salimos, la Triumph y el que suscribe, pronto. Algunos ya se preparaban para ir a sus trabajos, por lo el tráfico de la ciudad era más bien poco, así que rápidamente encaminamos hacia la autovía y hacia nuestra primera zona de curvas. Entre semana, esta conocida zona es bastante solitaria, situación que se agradece cuando quieres probar una moto como la Street Triple R que te invita a «excederte» a la más mínima insinuación que le hagas.

Prueba Triumph Street Triple R ABS

Street Triple R ABS

Enlazamos desde la autovía a una carretera secundaria en la que la Triumph se empieza a mostrar en toda su amplitud. Empezamos a jugar con el cambio Quickshifter que esta unidad de prueba de Triumph España trae montado. Tercera, cuarta, quinta, cuarta y todo ello, sin tocar el embrague, aunque la verdad, hay que obligarse a no apretar la maneta, porque te sale de manera instintiva. Hay que reconocer que este sistema de cambio, engancha, por la facilidad de uso y sobre todo por su eficacia, en toda la ruta y con casi 200 kilómetros, ni un solo fallo.

La primera zona de curvas es de las mas lentas, cerradas y con algunas curvas de baja velocidad, así que como no tenemos confianza los dos y nos estamos conociendo, nos lo tomamos con calma. Eso y que había que devolver «entera» la Street Triple R ABS a Triumph España. En tercera o cuarta, puedes negociar estas curvas cerradas con una facilidad pasmosa. Ritmo tranquilo, pero alegre, sin excesos, pero disfrutando de la ruta y de las curvas. La Triumph te lo pone fácil, eso sí, cuando la vas conociendo.

Voy cambiando y adaptando, poco a poco, la posición de pilotaje y me trae recuerdos muy agradables de mi última «R». Aunque cargas en la parte delantera y las muñecas lo sienten con el paso de los kilómetros, descolgar se hace fácil e intuitivo, sin movimientos extraños y con una buena sensación de agarre también gracias a los Pirelli Diablo Corsa que trae montados. Finalizamos esta primera zona con muy buenas sensaciones y sobre todo con la sensación de haber disfrutado este tramo de curvas, sin tener que haber «apretado» de verdad.

En el segundo tramo de curvas, muy distinto, con «curvones» más rápidos y ya con los neumáticos «calentitos» comenzamos a jugar de verdad con el puño derecho y el cambio Quickshifter. Como ya mencionaba en la primera parte, la suspensión delantera venía tarada dura, cosa de agradecer y en zonas de curvas rápidas, este hecho se hace notar.

Prueba Triumph Street Triple R ABS

Triumph Street Triple R

En las curvas enlazadas los cambios de dirección son rápidos y sin movimientos extraños, y si sales algo «colado» de alguna curva, la Triumph Street Triple R ABS te permite rectificar fácilmente. En esta zona es donde puse realmente a prueba el cambio Quickshifter y la verdad, es que solo puedo hablar bondades de este sistema. Solo tienes que centrarte en la carretera y las curvas, «das patada» para bajo, si lo necesitas antes de llegar y a la «salida» de la curva, apretas hacia arriba mientras aceleras y la marcha entra sola, sin bajar revoluciones y sin provocar níngun tipo de sobreregimen.

Por lo que respecta al sistema de frenado, la eficiencia fue correcta y el ABS se nota, aunque es deconectable, opté por dejarlo, las opciones de seguridad están para ser utilizadas. El freno trasero, aunque soy de utilizarlo poco, si que ayuda en la entrada en curva, si eres de los que lo utiliza y su funcionamiento fue muy correcto y sin desfallecer en ningún momento.

Prueba Triumph Street Triple R ABS – En resumen

Resumiendo esta prueba en zona de curvas de la Triumph Street Triple R ABS es que es muy divertida gracias a su potente motor, a su entrega de potencia a casi cualquier régimen y que aunque no disponga de ayudas electrónicas, su completo pack «potencia-agilidad-diversión» la siguen situando como la referencia dentro de las motos naked tricilindricas.

Esta unidad venía con un kit de quilla, cupula y tapa de asiento para el acompañante, que por cierto, ahora Triumph España regala al comprar algún modelo. A destacar el cambio Quickshifter, que por 350 euros más lo tienes montando y es una gran opción, así como el escape Arrow, con un precio de 750 euros y que ofrece 2 CV más potencia, pero que destaca por otorgar un sonido más bronco a esta moto naked.

Prueba Triumph Street Triple R ABS

Por su precio, 8.695 euros, su motor con 106 CV, más que suficientes para el día a día, rutas y hasta circuito, su parte ciclo y sus componentes, se sitúa como uno de los modelos referencia del segmento. Dentro de sus rivales directas podríamos encontrar a la Yamaha MT-09 o MV Agusta Brutale 800, aunque esta se sitúa muy por encima en precio.

Como nadie es perfecto y todo es mejorable, hay ciertos aspectos a «retocar» de esta Street Triple R ABS. En futuras versiones se debería de incluir electronica de gestión de motor. Si quieres modificar las suspensiones delanteras, la situación del manillar y cableado, entorpecen esta labor, aunque se disponga de una herramienta especifica. Asimismo, la ubicación de la pata de cabra, hace engorroso sacar esta, quedando entorpecida por la estribera y el cambio. Aunque su fin no es convertirse en una gran rutera, si quieres anclar un soporte de GPS/Smart Phone en el manillar, la ubicación del cableado, dificulta esta opción.

Tras casi 1.000 kilómetros, devolvía la Triumph Street Triple R ABS 2014 con la sensación de haber disfrutado de una moto «completa» que puede que no tenga los mismos CV que su competencia o las ayudas electrónicas, pero que el conjunto en sí, supera las expectativas ampliamente.

Jose Miguel Garcia
Jose Miguel Garcia

Desde 2.001 al mando de MundoMotero.com, formando parte del equipo de redacción de competición y producto, así como realizando pruebas de motos y scooters desde hace más de 15 años.

Noticias relacionadas


Las 50 motos y scooters más vendidos en España

Las 50 motos y scooters más vendidos en España

Horquilla de moto: ¿en qué consiste, qué tipos hay y cómo funciona?
motorcycle-7763618_1280

Horquilla de moto: ¿en qué consiste, qué tipos hay y cómo funciona?

Motos Sin Carnet: La Libertad sobre Dos Ruedas al Alcance de Todos en España
motos-sin-carnet

Motos Sin Carnet: La Libertad sobre Dos Ruedas al Alcance de Todos en España

Scooters crossover de 125 a 750
Scooter Crossover 125 - 750

Scooters crossover de 125 a 750

Deja una respuesta